cautivo de ayabaca

El Señor Cautivo de Ayabaca

Esta Página Web está dedicada a proporcionar información acerca del Cautivo de Ayabaca, así como llegar a esa tierra santa y las maravillas que tiene tan hermoso paisaje. Se ha afirmado, muy acertadamente, que tanto en Lima como en otras ciudades a través del territorio de Perú, particularmente en Piura, y hoy en el exterior como en Dallas, Texas, Estados Unidos, los peruanos tienen un rol estelar en el proceso de devociones al Cautivo de Ayabaca. Uno de los tópicos muy extendidos en la tradición del Cautivo. Una tradición enraizada desde hace varios años en la vida de los fieles y devotos del Cautivo de Ayabaca por peruanos alrededor del mundo, por quienes es considerado muy milagroso. Por ello, todos los años en octubre, es honrado en una procesión que recorre las calles de muchas ciudades peruanas donde van implorando su bendición, y muchos de sus fieles hacen largos viajes por ir a la provincia de la serranía Piurana. Grande es la fe de los peruanos, que une sus dolores y vida a la del Cautivo sufriente, grande es el entusiasmo por traer esa fe a las ciudades de nuestra residencia alrededor del mundo. Grande es la confianza en la gracia divina, que todos los peruanos celebramos hacia el Cautivo de Ayabaca tanto en Piura, como también en muchas ciudades en Estados Unidos donde también lo recuerdan.


Ayabaca es el recinto de la fe. Durante todo el año, miles de peregrinos la visitan para venerar la sagrada imagen del Señor Cautivo de Ayabaca. En octubre, en días que se realiza su fiesta, el pueblo vibra con cánticos, plegarias, danzas y toda forma de expresión de los fieles que llegan desde pueblos alejados. No importa la distancia cuando la fe es sincera. Durante todo el año, miles de peregrinos la visitan para venerar la sagrada imagen del Señor Cautivo de Ayabaca. En octubre, en días que se realiza su fiesta, el pueblo vibra con cánticos, plegarias, danzas y toda forma de expresión de los fieles que llegan desde pueblos alejados. No importa la distancia cuando la fe es sincera. Alentados por la fe, los últimos pasos de los peregrinos se asemejan a los primeros porque no guardan ninguna huella del cansancio. El viaje que realizaron durante varios días por caminos polvorientos y siempre de cuesta arriba no amilanaron sus energías. En el último, antes de llegar al santuario del Señor Cautivo de Ayabaca, ellos cantan, bailan, tocan sus instrumentos y dan vivas como si recién empezaran la gran caminata. Como todos los años, los peregrinos siempre cumplen sus promesas de venerar en Ayabaca al Señor Cautivo, quien les ayudó a vencer todos sus temores y les regala la esperanza de vivir mejor. Nada se opone al cumplimiento de sus palabras. La falta de dinero no es una excusa, porque ahorran durante el año para cubrir sus gastos y llevar una limosna colectiva. En realidad, no tienen grandes ingresos, pero eso no les preocupa. Tampoco les limita la falta de tiempo o los horarios del trabajo.

Inicio - Historia - Oraciones - Ubicacion - Contacto
Copyright 2012 Más informacion envia un email a ana.calle@pregrado.udep.edu.pe